Feeds:
Entradas
Comentarios

 

Ernesto Cardenal.

Ernesto Cardenal Martínez ( Granada, Nicaragua 20 de enero de 1925 – ) sacerdote católico (uno de los más destacados religiosos de la teología de la liberación), político, escultor y escritor nicaragüense, famoso, ante todo, por su obra poética, que le ha merecido varios premios internacionales.

Nacido en una de las familias más respetables del país, tuvo de hogar en su infancia La Casa de los Leones, una notable mansión en Granada, Nicaragua. Su bisabuelo materno era un judío de Polonia. Estudió primero en Managua y de 1942 a 1946, literatura en México. Más tarde, de 1947 a 1949, continúa sus estudios en Nueva York y viaja entre 1949 y 1950 por Italia, España y Suiza.

Cardenal en 1965 es ordenado sacerdote en Managua. Funda en una de las islas Solentiname en el Lago Cocibolca una comunidad cristiana, casi monástica. Ahí se escribe el famoso libro El Evangelio de Solentiname. Cardenal recibe en 1980 el Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán

En 1983, Juan Pablo II visitó oficialmente Nicaragua. El pontífice -frente a cámaras de televisión que transmitían a todo el mundo- amonestó e increpó severamente a Ernesto Cardenal, arrodillado ante él en la misma pista del aeropuerto, por propagar doctrinas apóstatas (según la fe católica) y por formar parte del gobierno sandinista.

  • En seguida observaremos unos de los tantos poemas de cardenal, los cuales a simple vista están llenos de sentimiento y amor a lo natural, o lo nuestro, a la lucha por lo que se quiere, a la defensa del ideal, eso es lo que reflejan los poemas de Ernesto Cardenal, para mí.

 

 

 

Acuarela

Los ranchos dorados cercados de cardos;
chanchos en las calles;
una rueda de carreta
junto a un rancho, un excusado en el patio,
una muchacha llenando su tinaja,
y el Momotombo
azul, detrás de los alegres calzones colgados
amarillos, blancos, rosados.

 

 

 

Corn Island

El agua de South
West Bay es más
azul que el cielo

pero tus ojos son
más azules que
south west bay

Y en las cuevas de
(…)
han llegado ya
las lluvias de mayo,

han vuelto a
florecer los malinches colorados

Y el camino del
Diriá está alegre
lleno de charcos;

pero ya vos
no estás conmigo
 

 


 

 

El estrecho dudoso

(fragmento)

Y los perros. Los perros de Pedrarias.
El indio tenía un palo
y le echaban primero los perros cachorros
(para enseñarles montería) .
Cuando los tenía vencidos con el palo
soltaban los lebreles y los alanos de Pedrarias.

Los indios preguntaron al Demonio
(¿a los brujos? ¿a las brujas? ¿a la Vieja del Volcán?)
cómo se verían de libres de los españoles
                   y el Demonio les contestó:
Que él podía libertarlos de los españoles
«haciendo que los dos mares se juntaran
                    (¿el Canal de Nicaragua?)
pero entonces perecerían los españoles
                     (¿el Canal Norteamericano en Nicaragua?)
juntamente con los indios»

el pueblo bendice al rey
                  por haber mandado que el dicho Pedrarias
vaya a castilla
y no puede andar sino es en una silla sentado
porque como es hombre de ochenta años e tullido
e muy abarisioso
no piensa sino en acrecentar su hazienda…
está muy viejo y tullido casi syempre en la cama
y no puede andar sino es en vna silla sentado
que vuestra magestad le devia dar equivalente provecho)
y descanso
                      y proveer de rremedio a esta gob ernaçión
Y ya tenía noventa años y no moría nunca
ni iba a Castilla. Estaba tullido y enfermo
y gobernaba con mano de hierro (monopolios
robos sobornos prisiones espionaje elecciones fraudulentas…)
y no moría -Se metía en un ataúd todos los años
y hacía que le cantaran el Oficio de Requiem.

Murió de 90 años.
Fue enterrado en La Merced junto a Hernández de Córdoba.
En la Catedral enterrada de un enterrado León
o hundido bajo el agua. ¿León Viejo dónde está?
Hay ladrillos, ruinas rojas, en la orilla.
Los pescadores dicen que han visto torres bajo el agua
en las tardes serenas.

                                    Y han oído campanas

Campanas tocando solas movidas por las olas

La capital de Nicaragua está allí espectral
bajo el agua. Un borroso sueño… Un conquistador degollado
Pedrarias enterrado con todas sus banderas.
Después un Asesinato y un terremoto…
Un gobernador tirano y sus dos hijos
(dos hermanos tiranos)
                                     Y salta una mojarra.

El Lago de León Viejo es el Lago de Managua.
¿Hay un nuevo León viejo?
El mismo Momotumbo retumba todavía.
…Y los ladridos de los perros de Pedrarias…

NON DEBE EL CRONISTA DEJAR FACER SU OFICIO

 

Epigramas

1. Te doy, Claudia, estos versos, porque tú eres su dueña.
Los he escrito sencillos para que tú los entiendas.
Son para ti solamente, pero si a ti no te interesan,
un día se divulgarán tal vez por toda Hispanoamérica.
Y si al amor que los dictó, tú también lo desprecias,
otras soñarán con este amor que no fue para ellas.
Y tal vez verás, Claudia, que estos poemas,
(escritos para conquistarte a ti) despiertan
en otras parejas enamoradas que los lean
los besos que en ti no despertó el poeta.                                                  

*

2. De estos cines, Claudia, de estas fiestas,
de estas carreras de caballos,
no quedará nada para la posteridad
sino los versos de Ernesto Cardenal para Claudia
         (si acaso)
y el nombre de Claudia que yo puse en esos versos
y los de mis rivales, si es que yo decido rescatarlos
del olvido, y los incluyo también en mis versos
para ridiculizarlos.

*

3. Al perderte yo a ti tú y yo hemos perdido:
yo porque tú eras lo que yo más amaba
y tú porque yo era el que te amaba más.
Pero de nosotros dos tú pierdes más que yo:
porque yo podré amar a otras como te amaba a ti
pero a ti no te amarán como te amaba yo.

*

4. Esta será mi venganza:
Que un día llegue a tus manos el libro de un poeta famoso
y leas estas líneas que el autor escribió para ti
y tú no lo sepas.

*

5. Me contaron que estabas enamorada de otro
y entonces me fui a mi cuarto
y escribí ese artículo contra el Gobierno
por el que estoy preso.

*

6. Yo he repartido papeletas clandestinas,
gritando: ¡VIVA LA LIBERTAD! en plena calle
desafiando a los guardias armados.
Yo participé en la rebelión de abril:
pero palidezco cuando paso por tu casa
y tu sola mirada me hace temblar.

*

7. Epitafio para la tumba de Adolfo Báez Bone

Te mataron y no
nos dijeron donde
enterraron su cuerpo,

Pero desde entonces
todo el territorio
es tu sepulcro

o más bien;
en cada palmo
de territorio nacional
en que

no está tu cuerpo
tú resucitaste

Creyeron que te
mataban con una orden
de ¡fuego!

Creyeron que te
enterraban

Y lo que hacían
era enterrar una semilla.

*

8. ¡Mi gatita tierna
mi gatita tierna!

¡como estremecen
a mi gatita tierna

mis caricias en su cara
y su cuello

Y vuestros asesinatos
y torturas!

*

9. ¿Has oído
gritar de noche
al oso-caballo

oo-oo-oo-oo

o al coyote
solo en la noche
de luna

uuuuuuuuuuuuuú?

pues eso mismo
son estos versos.

*

10. Cuídate, Claudia,
cuando estés conmigo,

porque el gesto más leve,
cualquier palabra, un suspiro

de Claudia,
el menor descuido,

tal vez un día
lo examinen eruditos

Y este baile de Claudia
se recuerde por siglos

Claudia, ya te lo aviso.

*

11. ¡Mi pelo largo!
¡Mi pelo largo!

Querías tu
muchacha con
el pelo largo

Yo lo tengo abajo
de los hombros

Crees que esta esquina
de la vendedora de guayabas

donde voz me encontraste
con terror y con júbilo

(aunque sólo demostraste
palidez y silencio)

la borrarán
los Ángeles,
les champs-elysees?

*

12. Ella fue vendida
a Kelly & Martínez
Cía Ltda.,

y muchos le enviarán
regalos de plata

Y otros le enviarán
regalos de electroplata,

y su antiguo enamorado
le envía este epigrama.

*

13. Tomarse con los brazos el uno al otro,
dándose cada uno a los brazos del otro.
Qué diferente sentirte dentro de uno
que sentirse uno solo dentro de uno
es decir, vacío.
¿Será que es soledad tu abrazo
y tus besos sólo sed?
Me parece oírte que de mí no te sacias nunca.
Yo que fui antes buen catador de amarguras.

 

 

 

 

Mario  Benedetti.  Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia[](Paso de los Toros, Uruguay, 14 de septiembre de 1920 – Montevideo, Uruguay, 17 de mayo de 2009), más conocido como Mario Benedetti, fue un escritor y poeta uruguayo integrante de la Generación del 45, a la que pertenecen también Idea Vilariño y Juan Carlos Onetti, entre otros. Su prolífica producción literaria incluyó más de 80 libros, algunos de los cuales fueron traducidos a más de 20 idiomas y MILES DE POEMAS, los cuales observaremos dos de ellos a continuación. A mi modo muy parsonal, este poeta lo analice muy relacionado al tema económico y monetario, para mí siempre sus poemas giran en ese entorno, quizás por los problemas que pasaba para esos momentos, sin embargo son poemas de reflexión y muy llenos de conciencia ciudadana.

 

 AMOR DE TARDE

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cuatro
y acabo la planilla y pienso diez minutos
y estiro las piernas como todas las tardes
y hago así con los hombros para aflojar la espalda
y me doblo los dedos y les saco mentiras.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cinco
y soy una manija que calcula intereses
o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas
o un oído que escucha como ladra el teléfono
o un tipo que hace números y les saca verdades.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las seis.
Podrías acercarte de sorpresa
y decirme “¿Qué tal?” y quedaríamos
yo con la mancha roja de tus labios
tú con el tizne azul de mi carbónico.
 

 

 

 

 

 

CERO
 

     Mi saldo disminuye cada día
     qué digo cada día
     cada minuto    cada
     bocanada de aire

     Muevo mis dedos como si pudieran
     atrapar o atraparme
     pero mi saldo disminuye

     Muevo mis ojos como si pudieran
     entender o entenderme
     pero mi saldo disminuye

     Muevo mis pies cual si pudieran
     acarrear o acarrearme
     pero mi saldo disminuye

     Mi saldo disminuye cada día
     qué digo cada día
     cada minuto    cada
     bocanada de aire

     Y todo porque ese
     compinche de la muerte
     el cero
     está esperando
 

 

Es sumamente gratificante leer estos y otros tantos poemas, por medio de ellos tendremos la capacidad de pensar como poetas y actuar como tales, a mí, de manera intelectual me ha dejado mucha sabiduría, y me han abrazado en ellos para producir mis propios pensamientos y poder trasmitirlo a otras personas, pues en párrafos anteriores sugerí que cada persona es única y cada poeta plasma sus pensamientos de acuerdo a un modo de vida distinto a otro, por eso cierro diciendo que cada uno es un ser ÚNICO.

Anuncios

 

 

Luis Palés Matos: información tomada:

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a navegación, búsqueda  http://es.wikipedia.org/wiki/Luis_pal.

Luis Palés Matos. (Guayama, 20 de marzo de 189823 de febrero de 1959). Escritor, novelista, poeta y periodista puertorriqueño.

De familia culta, inició pronto su actividad literaria y, con diecisiete años, publicó su primer libro de poemas. Sus lecturas de Julio Verne y E.T.A. Hoffmann, entre otros, le acercaron a la literatura universal, formándose como autodidacta.

 Representante del comienzo de la poesía  vanguardista en el país conocido como el diepalismo donde prima la sonoridad y musicalidad de los versos.

 

En la década de 1920 participó en la actividad política convulsa de Puerto Rico, integrándose en la Alianza Puertorriqueña, siendo un activo orador independentista. En estos años desarrolló lo que sería la poesía negra o el verso negro, con una visión de la cultura negra puertorriqueña integrada dentro de la originalidad de su obra de sonidos armoniosos. De los poems de dicho autor puedo citar el de  EL RELOJ y CANCIONES DE LA VIDA MEDIA

 

 

 

El Reloj
A Luis Lloréns Torres, Majestad Negra,
Mulata Antilla, Pabellón Rojo, Poetas Boricuas

 

 

Con una incontrastable isocronía
canta el reloj las horas que transcurren,
y cual gnomos, por su armazonería,
como suspiros, rápidas, se escurren.

Quizá el tedio lo mata, y a porfía
las dos agujas del reloj, se aburren,
de estar marca que marca todo el día,
arcano idioma que ellas no discurren.

Mirado desde lejos, tiene aspecto
extraño y mitológico, de insecto
que ye correr la vida, indiferente;

y el péndulo, una lengua centelleante,
hiperbólicamente jadeante
que se mofa del tiempo eternamente.

 

 

 

 

CANCIONES DE LA VIDA MEDIA

Ahora vamos de nuevo a cantar alma mía;
a cantar sin palabras.
Desnúdate de imágenes y poda extensamente
tus viñas de hojarasca.

No adulteres el mosto que hierve en tus lagares
con esencias extrañas,
y así, te dará un vino sencillo pero puro,
porque es vino de casa.

Anda el viejo camino para que se te vea
la intención noble y clara,
y huye de las retóricas travesuras ingenuas
que inquietaron tu infancia.

Ya eres vieja, alma mía. Árbol que entra en la zona
de la vida mediada.
Como fruta madura te cuelga el sentimiento
de la rama más alta.

Rama de bella fronda que perfumó al canto,
ahora se ve pelada…
Para cuajar el fruto tuvieron que caerse
las hojas de la rama.

Así estás, alma mía, en tu grave hora nueva,
toda desnuda y blanca,
erguida hacia el silencio milenario y profundo
de la estrella lejana.

 

Otro ejemplar de la Poesía afro y negritud, es: Nicolás Guillén

Nicolás Guillén, Poeta Nacional de Cuba,

 Nació el 10 de julio de 1902, en Camagüey,

Capital de la provincia cubana del mismo nombre,

 Hijo del periodista Nicolás Guillén

 Y de su esposa Argelia Batista Arrieta,

 Única responsable de la formación de

 Sus hijos desde que el padre,

 A quien el poeta evocaría

 Mucho después en su intensa

“Elegía camagüeyana”, muriera,

A manos de soldados que reprimían

 Una revuelta política, en 1917.

        El joven Guillén termina sus estudios de bachillerato alrededor de 1919 y comienza a publicar sus versos en 1920. En 1922 conforma un volumen de poesía de corte modernista, Cerebro y corazón, que sólo verá la luz cuando, medio siglo más tarde aproximadamente, aparezcan sus Obras completas. También en 1922 comenzó a estudiar Derecho en la Universidad de La Habana, cuyas aulas abandonó

 Luego de ausentarse  de su pueblo natal al abandonar sus estudios universitarios, en 1926, regresa a La Habana en busca de un cambio de vida. Obtiene un trabajo en la Secretaría de Gobernación, y decide instalarse en la capital cubana, donde se intensifican sus intereses literarios e intelectuales. Allí y en esa época conocería a Federico García Lorca, que había sido invitado por Fernando Ortiz para impartir unas conferencias, y al gran poeta negro norteamericano Langston Hughes, cuya amistad e influencia serían sumamente importantes para Guillén. 

 

    Poemas llenos de sentimientos e ingenuidad  los de Guillen.

 

Nicolás Guillén



 

 

 

 

 

 

 

 

 

PALMA SOLA

La palma que está en el patio,
nació sola;
creció sin que yo la viera,
creció sola;
bajo la luna y el sol,
vive sola.

Con su largo cuerpo fijo,
palma sola,
sola en el patio sellado,
siempre sola,
guardián del atardecer,
sueña sola.

La palma sola soñando,
palma sola,
que va libre por el viento,
libre y sola,
suelta de raíz y tierra,
suelta y sola,
cazadora de las nubes,
palma sola,
palma sola,
palma.

 

 

 

 

LA VIDA EMPIEZA A CORRER…

La vida empieza a correr
de un manantial, como un río;
a veces, el cauce sube,
a veces, el cauce sube,
y otras se queda vacío.
Del manantial que brotó
para darte vida a ti,
ay, ni una gota quedó
para mí:
la tierra se lo bebió.

Aunque tú digas que no,
el mundo sabe que sí,
que ni una gota quedó
del manantial que brotó
para darte vida a ti.

  • De acuerdo a todos los poemas de afro y negritud, son letras llenas de sentimiento y cargadas de lo nuevo de lo actual del día a día, lo que centra a los poetas afro en el tema de la vanguardia literaria y atrayendo a los lectores a sus temas, puedo decir de modo personal que a pesar de ser poetas de color, tomaron punto central en los poemas editados y de manera muy personal son los poemas que mas me han gustado, lleno de lo natural , de lo que se evidencia en el patio de las casa o simplemente en una calle cualquiera.

 
Información tomada de: http://2.bp.blogspot.com.

Chile, 1904-Santiago de Chile, 1973) Poeta chileno. Comenzó muy pronto a escribir poesía, y en 1921 publicó La canción de la fiesta, su primer poema, con el seudónimo de Pablo Neruda, en homenaje al poeta checo Jan Neruda, nombre que mantuvo a partir de entonces y que legalizó en 1946.
Su madre murió sólo un mes más tarde de que naciera él, momento en que su padre, un empleado ferroviario, se instaló en Temuco, donde el joven
Pablo Neruda cursó sus primeros estudios y conoció a Gabriela Mistral. EL joven se trasladó a Santiago, donde publicó sus primeros poemas en la revista Claridad.
Tras publicar algunos libros de poesía, en 1924 alcanzó fama internacional con Veinte poemas de amor y una canción desesperada, obra que, junto con Tentativa del hombre infinito, distingue la primera etapa de su producción poética, señalada por la transición del modernismo a formas vanguardistas influidas por el creacionismo de Vicente Huidobro.
En España, se relacionó con García Lorca, Aleixandre, Gerardo Diego y otros componentes de la llamada Generación del 27, y fundó la revista Caballo Verde para la Poesía. Desde su primer manifiesto sus poemas experimentaron una transición hacia formas herméticas y un tono más sombrío al percibir el paso del tiempo, el caos y la muerte en la realidad cotidiana.
De allí pasó a México, y más tarde viajó por la URSS, China y los países de Europa Oriental. Tras este viaje, durante el cual
Neruda escribió poemas laudatorios y propagandísticos y recibió el Premio Lenin de la Paz, volvió a Chile. A partir de entonces, la poesía de Pablo Neruda inició una nueva etapa en la que la simplicidad formal se correspondió con una gran intensidad lírica y un tono general de serenidad.
Su prestigio internacional fue reconocido en 1971, año en que se le concedió el Premio Nobel de Literatura. El año anterior
Pablo Neruda había renunciado a la candidatura presidencial en favor de Salvador Allende, quien lo nombró poco después embajador en París. Dos años más tarde, ya gravemente enfermo, regresó a Chile. De publicación póstuma es la autobiografía Confieso que he vivido.

 

Dentro de los tantos poemas de NERUDA, escogí dos de sus grandes obras al leerla, se ve la manera como el autor plasma su vivencia y todo lo que ocurría a su alrededor, enfocándose primordialmente en el tema político.

 

 

Amiga, no te mueras…

 

AMIGA, no te mueras.
Óyeme estas palabras que me salen ardiendo,
y que nadie diría si yo no las dijera.

Amiga, no te mueras.

Yo soy el que te espera en la estrellada noche.
El que bajo el sangriento sol poniente te espera.

Miro caer los frutos en la tierra sombría.
Miro bailar las gotas del rocío en las hierbas.

En la noche al espeso perfume de las rosas,
cuando danza la ronda de las sombras inmensas.

Bajo el cielo del Sur, el que te espera cuando
el aire de la tarde como una boca besa.

Amiga, no te mueras.

Yo soy el que cortó las guirnaldas rebeldes
para el lecho selvático fragante a sol y a selva.
El que trajo en los brazos jacintos amarillos.
Y rosas desgarrada. Y amapolas sangrientas.

El que cruzó los brazos por esperarte, ahora.
El que quebró sus arcos. El que dobló sus flechas.

Yo soy el que en los labios guarda sabor de uvas.
Racimos refregados. Mordeduras bermejas.

El que te llama desde las llanuras brotadas.
Yo soy el que en la hora del amor te desea.

El aire de la tarde cimbra las ramas altas.
Ebrio, mi corazón. Bajo Dios, tambalea.

El río desatado rompe a llorar y a veces
se adelgaza su voz y se hace pura y trémula.

Retumba, atardecida, la queja azul del agua.
Amiga, no te mueras!

Yo soy el que te espera en la estrellada noche,
sobre las playas áureas, sobre las rubias eras.

El que cortó jacintos para tu lecho, y rosas.
Tendido entre las hierbas yo soy el que te espera!

 

 

 

 

 

                                  

El viento en la isla

 

El viento es un caballo:
óyelo cómo corre
por el mar, por el cielo.

Quiere llevarme: escucha
cómo recorre el mundo
para llevarme lejos.

Escóndeme en tus brazos
por esta noche sola,
mientras la lluvia rompe
contra el mar y la tierra
su boca innumerable.

Escucha como el viento
me llama galopando
para llevarme lejos.

Con tu frente en mi frente,
con tu boca en mi boca,
atados nuestros cuerpos
al amor que nos quema,
deja que el viento pase
sin que pueda llevarme.

Deja que el viento corra
coronado de espuma,
que me llame y me busque
galopando en la sombra,
mientras yo, sumergido
bajo tus grandes ojos,
por esta noche sola
descansaré, amor mío.

 

Más allá de la posmodernidad: Introducción crítica a la

Nueva Poesía Hispanoamericana.

 ASPECTOS TOMADOS DE: W.W.W.POESIA HISPANOAMERICANA.COM.

La poesía es, la más perfecta y pura de todas las artes y su forma de expresión el verso, la expresión más cercana de recreación que tienen los hombres para acercarse sin máscaras a su mundo interior. La poesía en suma, es una forma pura de conocimiento, la forma estética donde se expresa mejor la filosofía. La poesía en sí es sabiduría, los griegos por algo definían como “Logos” al conocimiento, como un sistema de pensamiento racional, en pocas palabras como un discurso mimético y rígido, más utilizaban la acepción “poiesis”cuando querían expresar sabiduría como conocimiento creador.

En la actualidad la mayoría de los poetas escriben dentro de un contexto social en el cual se ha anunciado el agotamiento de los grandes discursos de la modernidad, y por ende, también, del fenecimiento de las grandes propuestas estéticas de la modernidad que desde los años aurorales del romanticismo, acabarían en su variante más radical y extrema que vienen a ser las vanguardias literarias europeas de la primera mitad del siglo XX. El afán de novedad y la búsqueda de originalidad en forma compulsiva, agotaron estas propuestas literarias de la era moderna para dar paso a un escenario postvanguardista en el cual predominaban los discursos eclécticos y a-críticos de la postmodernidad. Este quiebre de paradigmas poéticos y literarios derivó en la búsqueda de nuevas propuestas líricas que hallaron su renovación en una poética del pastiche y en una poetización superficial y vana.

LA MUJER EN LA LITERATURA LATINOAMERICANA

LA MUJER EN LA LITERATURA LATINOAMERICANA

archivo del portal de recursos para estudiantes
http://www.robertexto.com

Luis Melgar Brizuela. (Resumen de la Ponencia presentada en el Centro de Estudios Brasileños el 7 de diciembre de 1996).

El tema es demasiado abarcador y bien complejo sus múltiples aspectos, por lo cual me resulta útil trazar como cauce de disertación la concurrencia de tres líneas de lectura

La problemática de género, de las relaciones hombre mujer en el contexto histórico, reflejadas en la literatura latinoamericana;

La obra de las más grandes escritoras;

El género poesía.

En un recorrido panorámico por los nombres femeninos relevantes en las letras latinoamericanas encontramos que la mayoría corresponde a poetas que no a narradoras. La relativa abundancia de mujeres novelistas (la chilena Isabel Allende, la mexicana Laura Esquivel, la salvadoreña-nicaragüense Claribel Alegría, la nicaragüense Yoconda Batir) parece ser un hecho de la segunda mitad de este siglo, sobre todo de los ochentas para acá.

Podemos considerar cuatro periodos o cortes macrohistóricos en la literatura femenina y en la temática feminista:

El inmediato anterior a la conquista o prehispánico;

El momento de Sor Juana;

Un primer modernismo

Un segundo modernismo (el actual).

Mucho podría hablarse sobre la presencia o ausencia de la mujer en las literaturas indígenas prehispánicas, tema más bien virgen para la investigación.

 Tocando el tema modernista y la participación de la mujer es importante la participación de La voz femenina de Sor Juana Inés de la Cruz es así, altamente feminista, al enfrentar y cuestionar por medio de su obra el ordenamiento social que ha ubicado a las mujeres en posición de desventaja con respecto al hombre.

Es con esta mujer y junto a otras grandes como Sor Francisca José del Castillo (Colombiana), Gertrudis Gómez de Avellaneda (Cubana) y Adela Zamudio (Boliviana) que arribamos al Siglo XX, siglo que se ha dado en llamar “El siglo del despertar de las mujeres”.

A pesar de haberse alzado y otras voces como las veces femeninas de la poesía, no es sino hasta en las últimas décadas en que empezamos a ver mujeres tímidamente colocados en selecciones y antologías literarias. Juana de Ibarborou, Alfonsina Storni y Gabriela Mistral, esta última, la primera premio Nóbel de literatura para América Latina, son algunos de los nombres que han cobrado, relevancia en este siglo.

 

 

 

 

Luego del MODERNISMO, se inicio el POSMODERNISMO, donde se alzo la voz de la mujer, con POEMAS, NOVELAS, CUENTOS Y TANTOS OTROS RELATOS, se nombró algunos nombres de mujeres iconos en el tema.

 La primera mujer citada en estos relatos es:                                                                                                                                                             Alfonsina Storni

 

 

Nacimiento 29 de mayo de 1892
Sala Capriasca, Suiza
Defunción 25 de octubre de 1938 (46 años)
Mar del Plata, Buenos Aires, Argentina
Nacionalidad  Argentina
Período Siglo XX
Género Poetisa, escritora
Movimientos Posmodernismo
Firma  

 

 

 

Fue una poetisa y escritora argentina del modernismo romántico, Sus padres, dueños de una cervecería. Y en 1896 volvieron a Argentina junto con Alfonsina. Su madre fundó una escuela domiciliaria Storni ejerció como maestra en diferentes establecimientos educativos y escribió sus poesías y algunas obras de teatro durante este período. Su prosa es feminista, ya que busca en ella la igualdad entre el hombre y la mujer, y según la crítica, posee una originalidad que cambió el sentido de las letras de Latinoamérica.

 Otros dividen su obra en dos partes: una de corte romántico, que trata el tema desde el punto de vista erótico y sensual y muestra resentimiento hacia la figura del hombre,

Y una segunda etapa en la que deja de lado el erotismo y muestra el tema desde un punto de vista más abstracto y reflexivo.

En muchos de sus composiciones  reflejan, además, la enfermedad que padeció durante gran parte de su vida, Fue diagnosticada con cáncer de mama, del cual fue operada, luego se realizo otros estudios médicos los cuales no fueron acertados, esto la deprimió, provocándole un cambio radical en su carácter, Se suicidó en Mar del Plata arrojándose de la escollera del Club Argentino de Mujeres. Hay versiones románticas que dicen que se internó lentamente en el mar.

De acuerdo a lo vivido en su corta vida Alfonsina se enfocaba en escribir los relatos de todo lo sucedido en su vida tal como lo narran algunos de sus obras , y por haber ejercido como maestra, muchos de sus poemas están dirigidos hacia la educación, infancia y niñez, padres y maestros, tal y como lo muestra el siguiente poema.

                                 

 

 Para padres y maestros

 

“Enseñarás a volar,
pero no volarán tu vuelo.

Enseñarás a soñar,
pero no soñarán tu sueño.

Enseñarás a vivir,
pero no vivirán tu vida.

Sin embargo…
en cada vuelo,
en cada vida,
en cada sueño,
perdurará siempre la huella
del camino enseñado.”

Madre Teresa De Calcuta

 

 

 

 

 

 

 

 

Otro de los mágicos poemas de Alfonsina Storni

 

 

 
                                                    Esta tarde

 

Ahora quiero amar algo lejano…
Algún hombre divino
Que sea como un ave por lo dulce,
Que haya habido mujeres infinitas
Y sepa de otras tierras, y florezca
La palabra en sus labios, perfumada:
Suerte de selva virgen bajo el viento…

Y quiero amarlo ahora. Está la tarde
Blanda y tranquila como espeso musgo,
Tiembla mi boca y mis dedos finos,
Se deshacen mis trenzas poco a poco.

Siento un vago rumor… Toda la tierra
Está cantando dulcemente… Lejos
Los bosques se han cargado de corolas,
Desbordan los arroyos de sus cauces
Y las aguas se filtran en la tierra
Así como mis ojos en los ojos
Que estoy sonañdo embelesada…

Pero
Ya está bajando el sol de los montes,
Las aves se acurrucan en sus nidos,
La tarde ha de morir y él está lejos…
Lejos como este sol que para nunca
Se marcha y me abandona, con las manos
Hundidas en las trenzas, con la boca
Húmeda y temblorosa, con el alma
Sutilizada, ardida en la esperanza
De este amor infinito que me vuelve
Dulce y hermosa…

 

 

 

 

 

OTRA DE LA ARTISTA CITADA ES LA RECONOCIDA GABRIELA MISTRAL, LA CUAL DESCRIBIRÉ A CONTINUACIÓN:                                        

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nacimiento

7 de abril de 1889
Vicuña, Chile

Defunción

10 de enero de 1957 (67 años)
Nueva York, Estados Unidos

Ocupación

Poetisa, diplomática y pedagoga

Nacionalidad

Chilena

Período

Siglo XX

Lengua de producción literaria

Español

Género

Poesía

Movimientos

Modernismo

Obras notables

Tala, Desolación

Influido porDesplegar

Indigenismo

Firma

 

Premios

  • Nobel de Literatura 1945
  • Premio Nacional de literatura de Chile 1951

 

 

GABRIELA MISTRAL

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, conocida por su seudónimo Gabriela Mistral (Vicuña, 7 de abril de 1889Nueva York, 10 de enero de 1957), fue una destacada poetisa, diplomática y pedagoga chilena. Gabriela Mistral, una de las principales figuras de la literatura chilena y latinoamericana, es la primera persona latinoamericana y primera mujer americana en ganar el Premio Nobel de Literatura, el cual recibió en 1945.

 

Hija de Juan Jerónimo Godoy Villanueva, profesor, y Petronila Alcayaga Rojas, de ascendencia vasca. Gabriela Mistral nació en Vicuña, ciudad en la que hoy existe un museo dedicado a ella en la calle donde nació y que hoy lleva su nombre. A los diez días sus padres se la llevaron a La Unión (Pisco Elqui), pero su “amado pueblo”, como ella misma decía, era Montegrande, donde vivió de los tres a los nueve años, y donde pidió que le dieran sepultura.

 A continuación dos de los poemas DE MISTRAL, DONDE ENFOCA EL  postvanguardista en el cual predominaban los discursos eclécticos y a-críticos de la postmodernidad.

 

 

 

 

BALADA    

Él pasó con otra
yo le vi pasar.

Siempre dulce el viento
y el camino en paz.

¡Y estos ojos míseros
le vieron pasar!

El va amando a otra
por la tierra en flor.

Ha abierto el espino;
pasa una canción.

¡Y él va amando a otra
por la tierra en flor!

El besó a la otra
a orillas del mar;
resbaló en las olas
la luna de azahar.

¡Y no untó mi sangre
la extensión del mar!

El irá con otra
por la eternidad.

Habrá cielos dulces.

(Dios quiere callar.)
Y El irá con otra
por la eternidad.                                                 

 

PIECECITOS

Piececitos de niño,
azulosos de frío,
¡cómo os ven y no os cubren,

¡Dios mío!

¡Piececitos heridos
por los guijarros todos,
ultrajados de nieves
y lodos!

El hombre ciego ignora
que por donde pasáis,
una flor de luz viva
dejáis;

que allí donde ponéis
la plantita sangrante,
el nardo nace más
fragante.

Sed, puesto que marcháis
por los caminos rectos,
heroicos como sois
perfectos.

Piececitos de niño,

Dos joyitas sufrientes,

¡Cómo pasan sin veros
las gentes!

Julio cortazar

RELATOS DE JULIO CORTAZAR.

El autor elegido pertenece al “boom” de la literatura Latinoamericana. Por ello su estilo es vanguardista y utiliza el surrealismo como única forma de representar la realidad. La principal característica de su narrativa fantástica es la aplicación de elementos insólitos y sugerentes; siempre parte de situaciones cotidianas combinada de situaciones paranormales.

 

 

 

JULIO CORTAZAR

  • Julio Florencio Cortázar nació el 26 de agosto de 1914 en Bruselas, Bélgica. A los cuatro años se trasladó a Argentina con sus padres (residentes en ese tiempo en Suiza), Julio José Cortázar y María Herminia Scott, pasando su infancia en Bánfiel. El padre de quien Julio no quiso nunca saber nada, abandona a su mujer y a sus dos hijos. Julio se cría con su madre, una tía, su abuela y su hermana Ofelia, un año menor que él.
  • Se recibió como maestro de escuela y traductor en la Universidad de Buenos Aires y trabajó en varios pueblos de Argentina como docente: fue maestro de bachillerato en Bolivar y Chivilcoy (1937-1944); enseñó literatura francesa en la Universidad de Cuyo (1944-1945) renunciando a ésta por su postura contraria al peronismo; formó parte de la Cámara Argentina del Libro en Buenos Aires de 1946 a 1948 y fue traductor independiente en Argentina de 1948 a 1951, año en que se mudó a París, Francia, donde fijó definitivamente su residencia y se ocupó como traductor de la UNESCO, viajando continuamente por toda Europa y fuera de ella mientras desarrollaba una brillante y prolífica carrera literaria, iniciada dos años antes con la publicación de su libro Los Reyes.
  • El 12 de febrero Julio Cortázar muere de leucemia en la ciudad de las luces y es enterrado en el cementerio de Montparnasse, en la tumba donde yacía Carol Dunlop.
  • Sin duda una de los máximos exponentes de las nuevas tendencias de la narrativa hispanoamericana.

 

.analizando algunos de los temas de CORTAZAR, puedo decir, que algunos de sus cuentos tienen origen en elementos oníricos, como en el caso de “La noche boca arriba”. Otra característica que se refleja en ambos cuentos es que sus obras son complejas, por lo que el lector se ve atrapado y debe reconstruirla, e igualmente el de casa tomada que a continuación  facilitare para que juntos podamos disfrutar de tan hermoso relato.

 

CASA TOMADA

JULIO CORTAZAR

Nos gustaba la casa porque aparte de espaciosa y antigua (hoy que las casas antiguas sucumben a la más ventajosa liquidación de sus materiales) guardaba los recuerdos de nuestros bisabuelos, el abuelo paterno, nuestros padres y toda la infancia.

Nos habituamos Irene y yo a persistir solos en ella, lo que era una locura pues en esa casa podían vivir ocho personas sin estorbarse. Hacíamos la limpieza por la mañana, levantándonos a las siete, y a eso de las once yo le dejaba a Irene las ultimas habitaciones por repasar y me iba a la cocina. Almorzábamos al mediodía, siempre puntuales; ya no quedaba nada por hacer fuera de unos platos sucios.

Nos resultaba grato almorzar pensando en la casa profunda y silenciosa y como nos bastábamos para mantenerla limpia.

A veces llegábamos a creer que era ella la que no nos dejo casarnos. Irene rechazo dos pretendientes sin mayor motivo, a mi se me murió María Esther antes que llegáramos a comprometernos. Entramos en los cuarenta años con la inexpresada idea de que el nuestro, simple y silencioso matrimonio de hermanos, era necesaria clausura de la genealogía asentada por nuestros bisabuelos en nuestra casa. Nos moriríamos allí algún día, vagos y esquivos primos se quedarían con la casa y la echarían al suelo para enriquecerse con el terreno y los ladrillos; o mejor, nosotros mismos la voltearíamos justicieramente antes de que fuese demasiado tarde.

Irene era una chica nacida para no molestar a nadie. Aparte de su actividad matinal se pasaba el resto del día tejiendo en el sofá de su dormitorio. No se porque tejía tanto, yo creo que las mujeres tejen cuando han encontrado en esa labor el gran pretexto para no hacer nada. Irene no era así, tejía cosas siempre necesarias, tricotas para el invierno, medias para mi, mañanitas y chalecos para ella. A veces tejía un chaleco y después lo destejía en un momento porque algo no le agradaba; era gracioso ver en la canastilla el montón de lana encrespada resistiéndose a perder su forma de algunas horas. Los sábados iba yo al centro a comprarle lana; Irene tenía fe en mi gusto, se complacía con los colores y nunca tuve que devolver madejas.

Yo aprovechaba esas salidas para dar una vuelta por las librerías y preguntar vanamente si había novedades en literatura francesa. Desde 1939 no llegaba nada valioso a la Argentina.
Pero es de la casa que me interesa hablar, de la casa y de Irene, porque yo no tengo importancia.

Me pregunto qué hubiera hecho Irene sin el tejido. Uno puede releer un libro, pero cuando un pullover está terminado no se puede repetirlo sin escándalo. Un día encontré el cajón de abajo de la cómoda de alcanfor lleno de pañoletas blancas, verdes, lila. Estaban con naftalina, apiladas como en una mercería; no tuve valor para preguntarle a Irene que pensaba hacer con ellas.

No necesitábamos ganarnos la vida, todos los meses llegaba plata de los campos y el dinero aumentaba. Pero a Irene solamente la entretenía el tejido, mostraba una destreza maravillosa y a mi se me iban las horas viéndole las manos como erizos plateados, agujas yendo y viniendo y una o dos canastillas en el suelo donde se agitaban constantemente los ovillos. Era hermoso.
Cómo no acordarme de la distribución de la casa. El comedor, una sala con gobelinos, la biblioteca y tres dormitorios grandes quedaban en la parte más retirada, la que mira hacia Rodríguez Peña.

Solamente un pasillo con su maciza puerta de roble aislaba esa parte del ala delantera donde había un baño, la cocina, nuestros dormitorios y el living central, al cual comunicaban los dormitorios y el pasillo.

Se entraba a la casa por un zaguán con mayólica, y la puerta cancel daba al living. De manera que uno entraba por el zaguán, abría la cancel y pasaba al living; tenía a los lados las puertas de nuestros dormitorios, y al frente el pasillo que conducía a la parte más retirada; avanzando por el pasillo se franqueaba la puerta de roble y mas allá empezaba el otro lado de la casa, o bien se podía girar a la izquierda justamente antes de la puerta y seguir por un pasillo más estrecho que llevaba a la cocina y el baño.

Cuando la puerta estaba abierta advertía uno que la casa era muy grande; si no, daba la impresión de un departamento de los que se edifican ahora, apenas para moverse; Irene y yo vivíamos siempre en esta parte de la casa, casi nunca íbamos más allá de la puerta de roble, salvo para hacer la limpieza, pues es increíble cómo se junta tierra en los muebles. Buenos Aires será una ciudad limpia, pero eso lo debe a sus habitantes y no a otra cosa. Hay demasiada tierra en el aire, apenas sopla una ráfaga se palpa el polvo en los mármoles de las consolas y entre los rombos de las carpetas de macramé; da trabajo sacarlo bien con plumero, vuela y se suspende en el aire, un momento después se deposita de nuevo en los muebles y los pianos.

Lo recordaré siempre con claridad porque fue simple y sin circunstancias inútiles. Irene estaba tejiendo en su dormitorio, eran las ocho de la noche y de repente se me ocurrió poner al fuego la pavita del mate. Fui por el pasillo hasta enfrentar la entornada puerta de roble, y daba la vuelta al codo que llevaba a la cocina cuando escuché algo en el comedor o en la biblioteca. El sonido venia impreciso y sordo, como un volcarse de silla sobre la alfombra o un ahogado susurro de conversación.

También lo oí, al mismo tiempo o un segundo después, en el fondo del pasillo que traía desde aquellas piezas hasta la puerta. Me tire contra la pared antes de que fuera demasiado tarde, la cerré de golpe apoyando el cuerpo; felizmente la llave estaba puesta de nuestro lado y además corrí el gran cerrojo para más seguridad.

Fui a la cocina, calenté la pavita, y cuando estuve de vuelta con la bandeja del mate le dije a Irene:

-Tuve que cerrar la puerta del pasillo. Han tomado parte del fondo.

Dejó caer el tejido y me miró con sus graves ojos cansados.

-¿Estás seguro?

Asentí.

-Entonces -dijo recogiendo las agujas- tendremos que vivir en este lado.

Yo cebaba el mate con mucho cuidado, pero ella tardó un rato en reanudar su labor. Me acuerdo que me tejía un chaleco gris; a mi me gustaba ese chaleco.
Los primeros días nos pareció penoso porque ambos habíamos dejado en la parte tomada muchas cosas que queríamos. Mis libros de literatura francesa, por ejemplo, estaban todos en la biblioteca. Irene pensó en una botella de Hesperidina de muchos años. Con frecuencia (pero esto solamente sucedió los primeros días) cerrábamos algún cajón de las cómodas y nos mirábamos con tristeza.

-No está aquí.

Y era una cosa más de todo lo que habíamos perdido al otro lado de la casa.

Pero también tuvimos ventajas. La limpieza se simplificó tanto que aun levantándose tardísimo, a las nueve y media por ejemplo, no daban las once y ya estábamos de brazos cruzados. Irene se acostumbró a ir conmigo a la cocina y ayudarme a preparar el almuerzo. Lo pensamos bien, y se decidió esto: mientras yo preparaba el almuerza, Irene cocinaría platos para comer fríos de noche.

Nos alegramos porque siempre resultaba molesto tener que abandonar los dormitorios al atardecer y ponerse a cocinar. Ahora nos bastaba con la mesa en el dormitorio de Irene y las fuentes de comida fiambre.

Irene estaba contenta porque le quedaba más tiempo para tejer. Yo andaba un poco perdido a causa de los libros, pero por no afligir a mi hermana me puse a revisar la colección de estampillas de papa, y eso me sirvió para matar el tiempo. Nos divertíamos mucho, cada uno en sus cosas, casi siempre reunidos en el dormitorio de Irene que era más cómodo. A veces Irene decía:

-Fíjate este punto que se me ha ocurrido. ¿No da un dibujo de trébol?

Un rato después era yo el que le ponía ante los ojos un cuadradito de papel para que viese el mérito de algún sello de Eupen y Malmédy. Estábamos bien, y poco a poco empezábamos a no pensar. Se puede vivir sin pensar.

(Cuando Irene soñaba en alta voz yo me desvelaba en seguida. Nunca pude habituarme a esa voz de estatua o papagayo, voz que viene de los sueños y no de la garganta. Irene decía que mis sueños consistían en grandes sacudones que a veces hacían caer el cobertor. Nuestros dormitorios tenían el living de por medio, pero de noche se escuchaba cualquier cosa en la casa. Nos oíamos respirar, toser, presentíamos el ademán que conduce a la llave del velador, los mutuos y frecuentes insomnios.

Aparte de eso todo estaba callado en la casa. De día eran los rumores domésticos, el roce metálico de las agujas de tejer, un crujido al pasar las hojas del álbum filatélico. La puerta de roble, creo haberlo dicho, era maciza. En la cocina y el baño, que quedaban tocando la parte tomada, nos poníamos a hablar en vos más alta o Irene cantaba canciones de cuna. En una cocina hay demasiados ruidos de loza y vidrios para que otros sonidos irrumpan en ella. Muy pocas veces permitíamos allí el silencio, pero cuando tornábamos a los dormitorios y al living, entonces la casa se ponía callada y a media luz, hasta pisábamos despacio para no molestarnos. Yo creo que era por eso que de noche, cuando Irene empezaba a soñar en alta voz, me desvelaba en seguida.)
Es casi repetir lo mismo salvo las consecuencias. De noche siento sed, y antes de acostarnos le dije a Irene que iba hasta la cocina a servirme un vaso de agua. Desde la puerta del dormitorio (ella tejía) oí ruido en la cocina; tal vez en la cocina o tal vez en el baño porque el codo del pasillo apagaba el sonido. A Irene le llamo la atención mi brusca manera de detenerme, y vino a mi lado sin decir palabra. Nos quedamos escuchando los ruidos, notando claramente que eran de este lado de la puerta de roble, en la cocina y el baño, o en el pasillo mismo donde empezaba el codo casi al lado nuestro.

No nos miramos siquiera. Apreté el brazo de Irene y la hice correr conmigo hasta la puerta cancel, sin volvernos hacia atrás. Los ruidos se oían más fuertes pero siempre sordos, a espaldas nuestras. Cerré de un golpe el cancel y nos quedamos en el zaguán. Ahora no se oía nada.

-Han tomado esta parte -dijo Irene. El tejido le colgaba de las manos y las hebras iban hasta la cancel y se perdían debajo. Cuando vio que los ovillos habían quedado del otro lado, soltó el tejido sin mirarlo.

-¿Tuviste tiempo de traer alguna cosa? -le pregunté inútilmente.

-No, nada.

Estábamos con lo puesto. Me acordé de los quince mil pesos en el armario de mi dormitorio. Ya era tarde ahora.
Como me quedaba el reloj pulsera, vi que eran las once de la noche. Rodeé con mi brazo la cintura de Irene (yo creo que ella estaba llorando) y salimos así a la calle. Antes de alejarnos tuve lástima, cerré bien la puerta de entrada y tiré la llave a la alcantarilla. No fuese que algún pobre diablo se le ocurriera robar y se metiera en la casa, a esa hora y con la casa tomada.

Puedo decir que la narrativa  hispanoamericana sigue los mismos pasos que otras literaturas europeas o norteamericanas a lo largo del siglo XX; ya que siempre hemos tenidos influencia francesa y española, pero a partir de 1940, se produce un abandono del REALISMO, Se abandona la prosa de temas fantásticos para ceder el lugar a una Narrativa de carácter social que, o se centra en sucesos históricos del momento o en la marginación de los indígenas. Y  surgen autores que recogen los experimentos realizados en este terreno por el Modernismo y las Vanguardias del primer tercio del siglo. Las décadas de 1940 y 1950 son extraordinariamente fecundas y alumbran obras maestras de la narrativa en español, pero es a partir de 1960 cuando este movimiento cobra dimensión mundial en un fenómeno conocido como el “BOOM” LATINOAMERICANO”  donde se dieron a conocer muchos autores con innumerables NOVELAS y CUENTOS entre ellos puedo mencionar:

Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, Juan Carlos
Onetti, José Lezama Lima, Ernesto Sábato, Julio Cortázar

José Eustasio Rivera, Rómulo Gallegos entre otros.

LA EVOLUCIÓN DEL CUENTO DESDE 1940
El cuento es un género muy sensible a la experimentación. Los escritores hispanoamericanos de las décadas de 1940 y 50 lo utilizan para poner a prueba  una serie de novedades técnicas y temáticas cuyos resultados darán lugar a las grandes novelas del “boom” de los autores del cuento puedo mencionar los anteriores y Rubén Darío es autor de valiosos cuentos de tema fantástico y de sabor modernista, Juan Carlos Onetti es autor de más de cuarenta cuentos y de una docena de novelas, Leopoldo Lugones y Horacio Quiroga. 

Todos estos autores en cada una de sus expresiones (cuentos – novelas) buscaban  abandonar la prosa de temas fantásticos para Ceder el lugar a una Narrativa de carácter social que, o se centra en sucesos históricos del momento o en la marginación de los indígenas. Tenemos muchos autores con perfiles diferentes, pero centrados en lo moderno y todas sus creaciones estaban basadas en eso, tal es el caso en Doña Bárbara de Rómulo Gallegos parece que en determinadas circunstancias la acción humana puede vencer los condicionantes naturales, esto con respecto  a las novelas.

 

El boom de la novela hispanoamericana.

La mayoría de los críticos coinciden en que el Boom comenzó en algún momento del 1960, hay cierto desacuerdo en cuanto a cual obra debe ser considerada la primera novela del Boom. Para algunos sería Rayuela, de Julio Cortázar(1963), mientras que otros prefieren LA CIUDAD Y LOS PERROS DE VARGAS LLOSA, que ganó el Premio Biblioteca Breve en 1962.

 

Las novelas del boom son esencialmente modernistas. Tratan al tiempo de una manera no lineal, suelen utilizar más de una perspectiva o la voz narrativa y cuentan con un gran número de neologismos (la acuñación de nuevas palabras o frases), juegos de palabras e incluso blasfemias. Otras características notables del Boom son el tratamiento de los ajustes, tanto rural y urbano”, el internacionalismo, el énfasis tanto en la histórica y la política, así como “interrogatorio de regionales, así como, o más, identidad nacional, el conocimiento de hemisferio en todo el mundo, así como las cuestiones económicas e ideológicas; polémicas, y la oportunidad.” La literatura del Boom rompe las barreras entre lo fantástico y lo mundano, la transformación de esta mezcla en una nueva realidad. De los escritores del boom, Gabriel García Márquez está más estrechamente relacionada con el uso del realismo mágico, de hecho, se le atribuye traerlo “de moda” después de la publicación de Cien años de soledad en 1967.

Para este momento en que es preciso el “BOOM DE LA NOVELA” puedo  mencionar a MARIO VARGAS LLOSA:

 

 

 

DE DICHO AUTOR  analizaré el libro titulado “EL SUEÑO DEL CELTA;

 

 

 

 

MARIO VARGAS LLOSA:

Nació en Arequipa, Perú, en 1936.aunque había estrenado un drama en Piura publicado un libro de relatos, LOS JEFES, que obtuvo el premio LEOPOLDO ALAS, su carrera cobro notoriedad con  la publicación LA CIUDAD DE LOS PERROS, premio biblioteca breve 1962 y premio de la crítica y el premio internacional ROMUÑO GALLEGOS. A PUBLICADO  innumerables piezas teatrales entre elles: La señorita de Tacna, el loco de los balcones, ojos bonitos, entre otros; y sobre todo NOVELAS tales como: Conversación En La Catedral, Pantaleón Y Las Visitadoras, La Tía Julia Y El Escribidor, y  muchas otras. Ha obtenido LOS MAS IMPOTANTES GALARDONES LITERARIOS, DESDE LOS YA MENCIONADO HASTA EL PREMIO CERVANTES, ELPRÍNCIPE DE ASTURIAS, PEN/NABOKOV Y EL GRINZANE CAVOUR.

EL 7 DE OCTUBRE DE 2010 HA RECIBIDO EL PREMIO NOBEL DE LITERATURA.

  • De la novel más importante de MARIO VARGAS LLOSA

(EL SUEÑO DEL CELTA), puedo decir de acuerdo a mi resumen que En esta novela se narra la aventura de un hombre llamado ROYER CASEMENT, la cual empieza en el CONGO en 1903, pasando por el amazonia en 1910 y termina una mañana en una cárcel de LONDRES en 1916.

Aquí se cuenta la peripecia vital de un hombre de leyenda: ROYER CASEMENT. Héroe y villano, traidor y libertario, moral e inmoral, su figura múltiple se apaga y  renace tras su muerte. Puedo decir que CASEMENT fue uno de los primeros Europeos en denuncia los horrores del colonialismo. De sus viajes al CONGO, BELGA Y a la AMAZONIA sudamericana, quedaron dos informes memorables que conmocionaron a la sociedad de su tiempo. Estos dos aviejes y lo que allí vio cambiaron por completo a CASEMENT, asiéndole emprender otra travesía, en este caso intelectual y cívica, tanto o más devastadora; lo que lo llevo a enfrentarse a una Inglaterra la que admiraba y a militar activamente en la causa del nacionalismo IRLANDÉS.

 PUEDO DECIR TAMBIEN QUE EN LA INTIMIDAD ROYER CASEMENT, fue un personaje múltiple: la publicación de fragmentos de unos diarios, de veracidad dudosa, en los últimos días de su vida, airearon unas escabrosas aventuras sexuales que le valieron el desprecio de muchos compatriotas.

  • En la narración de la novela, puedo decir que por el simple hecho de denunciar muchos delitos que estaba cometiendo INGLATERRA contra su pueblo, y este CASEMENT, lo puso al descubierto fue privado de su libertad a pesar de ocupar el cargo de embajador, también se narra que cometió muchos faltas pero pienso que este personaje lucho por defender los derechos humanos, como la explotación de los trabajadores cuando estaba en pleno desarrollo el caucho, las violaciones que cometieron muchos encomendados de la corona inglesa a los habitantes indígenas del Congo, y al descubrir todos estas faltas no podía callar las denunció y fue cruelmente perseguido, fueron cosas inhumanas las que vivió ROYER CASEMENT, luego de ser apresado fue encarcelado en una prisión de LONDRÉS Y DESPUES DE CUMPLIR SU CONDENA FUE AJUSTICIADO, ( le vendaron los ojos y le pidieron colocarse de espalda donde le propiciaron una ráfaga de disparo que cegaron su vida), los restos de CASEMENT, fueron enterrados sin lápida, sin cruz, ni iniciales. Y ahora para llegar a la recopilación de toda la información; Esto le resulto más complicado al autor de la obra, ya que no contaba con estos datos esenciales, pero fue tan grande lo que ROYER CASEMENT dejo en la historia de su pueblo que MARIO VARGAS LLOSA, dio con toda la información y esta memorable obra menciona y da agradecimiento a todas las persona que pudieron de una forma u otra revivir la historia de ROYER CASEMENT.
  • El sueño del celta describe una aventura existencial, en la que la oscuridad del alma humana aparece en su estado más puro y, por tanto, mas enfangado. Una novela mayor de MARIO VARGAS LLOSA, ES LO MEJOR DE TODOS LOS TIEMPOS Y LOS INVITO A LEERLA, OBTUVO EL PREMIO NOBEL DE LITERATURA (2010)

 

Surge en la edad media y Se denomina creacionismo al conjunto de creencias, inspirada en doctrinas religiosas, según la cual la Tierra y cada ser vivo que existe actualmente provienen de un acto de creación por uno o varios seres divinos, cuyo acto de creación fue llevado a cabo de acuerdo con un propósito divino. Esta teoría dio origen al investigado Charles Darwin, el cual propuso una nueva teoria promovió la reacción no sólo de algunos importantes teólogos, sino también por parte de científicos, los cuales veían en el darwinismo un importante fundamento para el materialismo filosófico, así como una puerta abierta a la refutación del argumento teológico y cosmológico para la existencia de Dios. El propio Darwin usó en su correspondencia el término «creacionista» para referirse a sus opositores.

Y cuando digo nueva teoría propuesta por DARWIN, me refiero que el uso el TERMINO CREACIONISTA, en sus investigaciones pero enfocándolo en otro aspecto de acuerdo a sus estudios científicos pudo comprobar que la existencia de la creación se da por medio del enlace entre dos seres. Fueron tantos los seguidores del DARWINISMO, y el auge que la investigación tomó para ese momento que muchos que muchos POETAS se enfocaron en crear poesía a base del tema tocado para ese momento, éstas poesías tenían diferentes causes, algunos poetas describían en sus poemas al dios creador, mientras otros se enfocaban en la versión del DARWINISMO, y  muchos poemas de la época (1928-1923), tenían un carácter particular de cada autor. Tal es el caso de:

(Vicente Huidobro)              Vicente García-Huidobro Fernández

(Santiago, Chile, 10 de enero de 1893

Cartagena, Chile, 2 de enero de 1948),

Mejor conocido como Vicente Huidobro,

Fue un poeta. Creador y exponente del creacionismo[[]

 

 

Siguiendo el enlace de ORIGEN DEL CREACIONISMO para esta época es memorable acotar la participación de HUIDOBRO, quien para el año de 1918, después de su estadía en España, indujo el creacionismo es decir fue el precursor del CREACIONISMO HISPANOAMERICANO aunque con descendencia ESPAÑOLA Y FRANCESA. De Huidobro surge el Creacionismo. A través de ese término se quiere dejar patente que la obra literaria es totalmente autónoma del mundo. El poeta debe dejar ya de cantar a la naturaleza; lo que tiene que hacer es imitar a la naturaleza, eliminar todo lo descriptivo o anecdótico. HAY QUE “HACER UN POEMA COMO LA NATURALEZA HACE UN ÁRBOL”.

 Tanto el CREACIONISMO como el ULTRAÍSMO, PUEDO DECIR Que: son dos movimientos vanguardistas netamente españoles. Su proceso  evolutivo lo podemos situar entre 1918 y 1923. Conectado con las tendencias vanguardistas provenientes de Francia, se caracterizarán por el rechazo de lo sentimental, de lo trágico, de lo subjetivo y de lo íntimo. Ya no es época -dicen los ultraístas- de cantar al amor, a la muerte, a Dios, ni siquiera al hombre.

El poeta, como creador que es, debe purificar la literatura de toda la carga moral, filosófica o política que, proveniente desde el Romanticismo, la había impregnado. La poesía, como el arte, se convierte en fin en sí misma. Frente a otras tendencias que todavía mantienen la carga humana de la literatura        fijémonos en la fuerza social que tendrá el surrealismo- estos cortos movimientos poéticos son quizás los que más se distancian de la literatura como reflejo de la realidad del mundo circundante. Es decir los poemas estaban realizados en los pensamientos del autor de lo sencillo de lo normal, del día a día, pero eso si dejando de lado lo sentimental, lo trágico, ya que son parte del ROMANTICISMO.